Photobooth, un detalle original que los invitados amarán

Colocar en el salón una cabina de fotos automáticas es un entretenimiento extra que muchos adoptan para que los invitados se lleven un recuerdo divertido del evento.

De un tiempo a esta parte suelen verse en los salones de fiesta una cabina de fotos automáticas conocidas como photobooth, para que los invitados entren a tomarse fotografías instantáneas.

El innovador entretenimiento será la oportunidad para que la familia y los amigos se tomen fotos haciendo caras chistosas y usando disfraces, lentes, sombreros, boas de plumas, corbatas y demás accesorios para lograr fotografías únicas e irrepetibles.

Las cabinas fotográficas son un servicio que permite al usuario acceder a una sesión de fotos de la cual obtendrá desde una fotografía hasta 36 tomas en un solo papel de 10 x 15 centímetros, de acuerdo a la elección del mismo, considerando que a medida que incremente el número de fotografías éstas serán más pequeñas.

Funcionan igual que las que suelen encontrarse en los centros comerciales, de manera que los invitados luego de entrar a la cabina se ubicarán frente a una pantalla lcd o led que mostrará en tiempo real y en movimiento la imagen que será tomada por la cabina de fotos. En ese momento pueden colocarse los disfraces o los accesorios que quieren lucir en las fotos.

A continuación, podrán seleccionar el tipo de foto que desean (a color, blanco y negro, con globos, con diversos fondos) y luego presionar un botón para que se inicie la secuencia. La máquina dispara cuatro fotos diferentes, contando 3, 2, 1 y ¡clic!, esto es para dar tiempo a que los invitados se preparen. Al finalizar, se muestran las fotos en la pantalla y a los 15 segundos saldrán impresas.

Sin dudas se trata de una experiencia divertida para recordar los momentos más preciados de una fiesta.

Photobooth, un detalle original que los invitados amarn

Comentarios

Más Tips